La verdadera historia de Mary Austin, el gran amor de Freddie Mercury

A poco tiempo de haberse estrenado la película Bohemian Rhapsody, en honor al fallecido líder de la banda de Queen, Freddie Mercury, pocos son quienes conocen la verdadera historia de Mary Austin quien fue el primer y gran amor del integrante de Queen.

El inicio de esta historia, se dio gracias al amor que ambos sentían por la moda en general. Un año antes del reconocimiento de Queen, Freddie y Roger Taylor (quien se desempeñaba como el baterista de la banda), trabajaba vendiendo ropa al estilo vintage, por su parte, Mary Austin trabajaba en una tienda por departamento en Londres. Fue así como un día, Mercury llegó a la vida de esta chica, con una extravagante forma de vestir que a ella de inmediato le atrajo y que no pudo ignorar.

Ambos llevaban una vida de lucha constante, Mary provenía de una familia de sordomudos y bajos recursos económicos, al igual que Freddie, quien por su parte luchaba por el reconocimiento de su banda. Por esta razón su vida en pareja fue como la de la mayoría de los jóvenes de la época, salir, pasear, escuchar música, y ningún gasto extra.

Con muy poco tiempo de salir juntos, se mudaron a un modesto departamento y, posteriormente, surgió el primer disco de Queen en 1973. Este disco obtuvo tanto éxito, que les permitió a Mary y a Freddie mudarse a un lugar mejor. Más tarde, Freddie compuso la canción “Love of my Life” y le pidió matrimonio a su amada Mary Austin.

La familia del cantante, aceptó a su ahora prometida como un miembro más de la familia y estaban muy contentos, de que esa hermosa joven hubiese conquistado el corazón de su hijo. Sin embargo, todas las esperanzas de un futuro junto se vinieron abajo tres años después, cuando la pareja puso fin a su compromiso.

Los motivos entre muchos otros, fue el hecho de que la joven nunca pudo acostumbrarse a la vida de estrella de su prometido, lo que hizo que la relación se enfriara y, sumado a eso, su homosexualidad. Pero, pese a esto, la chica siempre estuvo a su lado como su gran amiga, quien lo acompañó durante toda la etapa de su carrera.

Mary Austin continuó con su vida, tuvo dos hijos de los cuales Freddie fue el padrino de uno de ellos. Posteriormente el cante se enteró que sufría de VIH y una de sus grandes confidentes siempre fue, Mary, quien estuvo a su lado en todo momento.

Luego de la muerte de Freddie Mercury, en su testamento dejó la mayoría de sus bienes a Mary Austin incluyendo su mansión en Londres. Asimismo, la última voluntad sobre sus cenizas fue que su gran amiga las esparciera en algún lugar secreto. Esto se ha cumplido hasta el día de hoy, dado que nadie sabe donde reposan los restos del cantante a pesar de las diversas teorías.

Actualmente Mary Austin vive en la mansión que Mercury le dejó en Londres, construyó muros a su alrededor que la protegen de los periodistas con quienes nunca habla. Asimismo, todos los homenajes de los fans hacia Freddy, fueron eliminados de los alrededores de la casa, por orden de ella.

Sin embargo, la familia del cantante aún la reconocen como un miembro más.

Sarcasmo © 2019 Puro Sarcasmo
Sarcasmo Política de privacidad y Cookies
Sarcasmo Contacto