Bañistas Australianos van a la playa sin importar la cuarentena. No entienden la gravedad del asunto

No cabe duda que la cuarentena que se ha generalizado ha traído estrés a las personas. No solamente focalizado en el miedo frente a la pérdida del empleo, sino también en el encierro. Muchas personas no pueden resistirlo. A pesar de todo, esto o se centraliza de forma exacta. Hay quienes no tienen posibilidad de recuperar su empleo, en vista de que han perdido su vida, otros están encerrados en un hospital, esperando ser curados del mismo.

Por ese motivo se ha tomado a nivel internacional una variedad de medidas de aislamiento. En Australia, por ejemplo, a pesar de haberse confirmado más de 1.354 casos por coronavirus, los habitantes han tomado la decisión de ir a la playa. Scott Morrison, quien ha dado órdenes de distanciamiento social, no ha sido tomado en consideración por la población.

Lo más trágico del asunto es que la mayor parte de las playas se encuentran con avisos de cierre. Es un caso muy lamentable que no se tome en consideración la labor de los doctores a nivel mundial, quienes han hecho todo lo posible para salvar la vida de las personas. En especial a los que están aislados en centros de investigación, procurando encontrar la cura para atender a sus pacientes.

La policía ha dado indicativos que trabajará en base a la imposición de multas. De no acatarse las ordenes, es muy probable que se derive en decisiones aún más drásticas.

Greg Hunt, ministro de salud, ha indicado que las reuniones en la playa son de carácter inaceptables. Es un comportamiento irresponsable.

Además de esto, se ve a padres junto con sus hijos en la playa. Esto es un indicativo de deficiencia en torno a la educación cívica. Es irrelevante que lleguen a exigirles un comportamiento adecuado en el futuro cuando los progenitores son los primeros que han enseñado a desobedecer.

Se espera que estas nuevas medidas puedan simplificar el proceso de la cuarentena, donde, en muchos casos se simplifique el proceso de detención de aquellos que no cumplen con los estatus policiales, quienes están obedeciendo órdenes directas de los poderes políticos del país.

El hecho de no comprender la gravedad del asunto y la forma en que esto puede gestarse a una amplitud superior podría redundar en un escenario aún más negativo dentro del territorio australiano. La cuarentena es la estrategia más efectiva para palear el desarrollo de esta pandemia, al desobedecerla se propaga con mayor rapidez el número de contagios, recordemos el hecho de que solamente una persona podría llegar a contagiar hasta a 3.000 o 5.000 individuos.

El distanciamiento social es otra de las medidas provisorias que debe de tomarse en cuenta. En casos donde es preciso salir, se debe llevar tapabocas y evitar el contacto con los ojos y la boca, puesto es la forma en que el virus puede llegar a infectar al individuo.

Las personas más susceptibles a fallecer son aquellos que fuman –en caso de los más jóvenes- o de tercera edad, que generalmente no pueden resistir a la neumonía.

© 2019 Puro Sarcasmo
Política de privacidad y Cookies
Contacto