21 Cosas muy raras que hacíamos de niños y que todavía algunos siguen haciéndolas

Las generaciones de niños de hoy en día sin dudas cuentan con muchos más recursos con los cuales distraerse. Y es que estamos viviendo en plena era del internet, los teléfonos inteligentes, dispositivos electrónicos y más juguetes novedosos que la mayoría de los pequeños en casa tienen para jugar.

Sin embargo, durante nuestra época era poco lo que teníamos a la mano. Lo que daba pie para que se nos ocurrieran las ideas más absurdas y alocadas con las cuales matábamos el tiempo libre de aburrimiento en casa.
Y es que para los que no lo saben, en internet nos podemos encontrar con muchísimos foros donde las personas deciden desahogarse y contar con mucha nostalgia, todas aquellas anécdotas que vivieron en su época infantil, revelando las actividades más populares que hacían cuando eran niños.

Es por eso que el día de hoy hemos recopilado las 21 cosas más raras que se nos ocurrían cuando éramos unos pequeños, que sin lugar a dudas harían que un niño de la época actual nos viera con ojos extraños al no tener ni idea de por qué hacíamos este tipo de cosas (e incluso algunos seguimos haciéndolas).

1. Al abrir el envase del yogurt siempre le pasábamos la lengua a la tapa para después doblarla y tirarla al cesto de basura.

2. Hacer que las rejas de la calle sonaran al pasarles la mano o golpearla con un palo mientras caminábamos.

3. Cuando moríamos de aburrimiento nos dedicábamos a morder la cremallera de la chaqueta.

4. Todos intentábamos poner el dedo en la boca de los gatos cuando estos bostezaban para ver si nos mordían.

5. Pisar solo las rayas blancas en los pasos peatonales.

6. Era típico arrancar la pintura de las paredes cuando ya se estaba desprendiendo.

7. Las ranuras de las aceras estaban prohibido pisarlas.

8. Cuando salía el chorro de agua del lavamanos solíamos hacer un aro alrededor con nuestros dedos.

9. Reventar de un salto la fina capa de hielo que se hacía en los charcos durante el invierno.

10. Acercar dos imanes para que se pegaran era nuestra pasión.

11. Presionar el bolígrafo una y otra vez intentando imitar una canción de moda.

12. Hacer voces extrañas delante de un ventilador era un juego súper divertido.

13. Luego de terminar una paleta manteníamos el palito en la boca hasta que se deshiciera por completo.

14. Pedir un deseo cuando encontrábamos un trébol o una flor de lila de cuatro hojas era casi obligatorio.

15. Cuando lavábamos los calcetines no podíamos evitar llenar uno de agua.

16. ¿Quién no ha pedido un deseo cuando ve en un reloj electrónico el número mágico 11:11?

17. Los sándwiches de galleta eran lo mejor y siempre los hacíamos.

18. Cuando encontrábamos un diente de león era inevitable no querer soplarlo.

19. Los esqueletos de las hojas nos parecían una actividad súper interesante de hacer.

20. En los ratos libres era típico comenzar a hacer cualquier tipo de garabatos en papel.

21. Mientras leíamos nuestro libro favorito doblábamos la punta de la hoja para saber en qué página habíamos quedado.

© 2019 Puro Sarcasmo
Política de privacidad y Cookies
Contacto