Este hombre encontró a varias chicas bañándose en su estanque, su reacción es genial

Desde hace algún tiempo, Ron decidió comprar una granja, la misma que se convertiría en uno de sus lugares favoritos tanto para estar solo y relajarse, como también para compartir más a gusto con su familia. Esta granja cuenta con un enorme espacio lleno de árboles y plantas donde se respira aire puro y también tiene un hermoso estanque donde la vista es alucinante.

Tanto amaba este lugar que lo acondicionó para tener una mayor comodidad, instaló una gran mesa donde podía sentarse a comer la familia entera, además quiso plantar algunos árboles para hacer de este un lugar más reconfortante. Además, Ron tenía un pasatiempo, este era sentarse justo frente al estanque a relajarse y a disfrutar de ese paraíso natural tan hermoso, sin embargo, tuvo que alejarse por un tiempo.

Lamentablemente fue diagnosticado con una enfermedad bastante delicada que requería de reposo, pero no solo tenía que descansar, pues debía permanecer en casa acostado. Por esta razón era casi imposible que pudiera volver a ese lugar, al menos por un buen tiempo.

Por suerte los meses pasaron muy rápido, Ron se sentía mucho mejor ya que el reposo le sirvió de gran ayuda y además estaba ansioso por regresar a su lugar favorito. Quizás esta fue la razón principal de su rápida mejoría y al fin llegó el momento, no quiso esperar más y decidió irse de inmediato a la granja a respirar ese aire fresco que tanto extrañaba.

Ron llegó emocionado, aprovechó de recoger varios frutos de los árboles y justo cuando se disponía a descansar frente a su estanque notó un ruido extraño, miró a su alrededor y pudo ver a varias chicas bañándose. Inmediatamente las jóvenes también lo vieron y asustadas se sumergieron en el agua pues se estaban bañando como Dios las trajo al mundo.

Curiosamente una de las chicas comenzó a gritar y horrorizada le dijo a Ron que ellas no pensaban salir del estanque hasta que él se fuera, sorprendido respondió “disculpen señoritas, estoy aquí porque este es mi estanque y no precisamente vine a verlas a ustedes divirtiéndose aquí, además yo no sabía que las iba a encontrar bañándose”.

“Yo solo vine a darle de comer a mi mascota, un caimán que está justo en ese lago y debe estar muy hambriento”

Las chicas comenzaron a gritar e inmediatamente salieron del agua asustadas, Ron solo se reía pues había logrado salirse con la suya.

© 2019 Puro Sarcasmo
Política de privacidad y Cookies
Contacto