Francia “vuelve a la normalidad” y la gente se aglomera el primer día en Zara para comprar ropa

Desde el mes de marzo la mayor parte de los países se han tenido que someter a un importante aislamiento social producto de la pandemia del coronavirus, y no solo eso, para evitar el brote hemos tenido que acostumbrarnos a nuevas formas de higiene que quizás antes no llevábamos a cabo con tanta frecuencia.

Lavarnos las manos al menos 6 veces al día, llevar tapabocas cuando vayamos por las compras y mantenernos a una distancia prudencial de las demás personas son solo algunas de ellas. Y con estas nuevas medidas de seguridad creeríamos que la humanidad entendió que, al volver a la normalidad, sería una normalidad controlada, pero al parecer no fue así.

En los últimos días algunos países han ido relajando la cuarentena, permitiendo a las personas poder salir de sus casas siguiendo los protocolos de higiene y seguridad requeridos, de hecho, hay establecimientos que han abierto cumpliendo ciertas normas como el distanciamiento y el cubrebocas. Pero al parecer no todo el mundo ha entendido la magnitud de la responsabilidad que conlleva salir a las calles en estos tiempos.

A través de las redes sociales se han vuelto virales algunas imágenes en donde algunas barberías y tiendas como Zara tienen largas filas de personas para poder entrar, y en algunos casos incluso han llegado a amontonarse imprudencialmente a las afueras sin respetar en absoluto la distancia, ni llevar cubrebocas.

Esto ha sucedido en países como Francia, Bélgica, Turquía, Grecia, entre otros, y esto solo nos hace darnos cuenta que no aprendimos absolutamente nada de toda esta situación. Los institutos epidemiológicos de esas localidades han estado muy atentos ya que eso podría significar nuevos brotes ante esta pandemia, aunque se espera que pueda ser una situación controlada.

Algunos medios de comunicación se han interesado en interrogar a las personas en las filas sobre por qué ven la necesidad de exponerse de tal manera, a lo que han respondido en su mayoría que las prendas de vestir que tenían en casa ya no les servía después de la cuarentena y otras solo alegaban que necesitaban tomar aire fresco.

Sin embargo, es pertinente recordar que, aunque nos han dado un poco de libertad, eso no quiere decir que en el mundo exista una normalidad total ya que sigue habiendo casos allá afuera, y algunos de ellos siguen sin ser diagnosticados. Por esa razón, lo mejor es salir solo cuando sea absolutamente necesario, en los horarios establecidos y siempre manteniéndonos a salvo.

© 2019 Puro Sarcasmo
Política de privacidad y Cookies
Contacto