20 Ocasiones en donde la expectativa y la realidad fueron tan diferentes como el día y la noche

No podemos negar que todos estamos más que claros que las empresas de publicidad (en especial las que venden productos por internet) se valen de ciertos trucos de mercadeo, con la finalidad de hacer que todos sus productos se vean increíblemente atractivos para que puedan captar la atención del cliente y de quien quiera consumirlos para tratar de ganar a la competencia.
Sin embargo, para nadie es un secreto que la mayoría de estas cosas realmente logran cumplir su objetivo, pero que el producto en sí no es exactamente lo mismo de lo que vemos en la fotografía ni en la publicidad.

Y aunque realmente existen muchas de estas cosas que se acercan bastante a lo que te ofrecen en la propaganda (por no decir que son completamente iguales), la verdad es que hay otros que realmente dejan mucho que desear, y son una completa estafa cuando el consumidor se encuentra con algo que no es ni de cerca parecido a lo que te habían ofrecido inicialmente, recibiendo un duro golpe de la realidad.

Si esto te ha sucedido alguna vez, te sentirás plenamente identificado con lo que estás a punto de ver. A continuación te vamos a mostrar el impacto de desilusión que recibieron estas 20 personas, al toparse con la cruda realidad de los productos que compraron en línea y que ni siquiera son ligeramente parecidos a lo que les habían prometido en la publicidad.

1) Cuando los vi por primera vez en la tienda quedé enamorado de inmediato, pero al probármelos comprendí por qué estaban a mitad de precio.

2) Pensé que le había conseguido el regalo perfecto a mi hijo de 4 años con autismo ya que ama la publicidad de Columbia Pictures y esto fue lo que recibimos.

3) Parece que el verano no será para nada lo que esperábamos. Summer (“Verano”).

4) Se suponía que tenía que venir con una cubierta de ¿Nueces?

5) Definitivamente existe una expectativa y una realidad con las compras por internet.

6) Al menos tiene un ligero parecido con la imagen original, no me siento tan estafado.

7) Esto es lo que sucede cuando la decepción te da una fuerte bofetada en la cara.

8) La inspiración final del pastelero para hacer el pastel de cumpleaños de mi hija fue la torre inclinada de Pisa.

9) La silla que compré por internet para mi habitación y que tanto estaba esperando finalmente llegó esta mañana.

10) Amigas ni se les ocurra comprar zapatos por internet.

11) Al menos el pastel de cumpleaños de mi hijo tenía un buen sabor.

12) Cuando quieras nuevamente comprar algo por Instagram, recuerda que existe una expectativa y una cruda realidad.

13) Como dañar la fiesta de cumpleaños de tu madre en un simple paso.

14) Quería convertirme en un tierno zapito durante el invierno y solo parezco un cangrejo verde.

15) Los pastelillos que pedí para mi cumpleaños sufrieron un ligero accidente al llegar a casa.

16) Al final de todo cuando vi las fotografías solamente pude reírme a carcajada.

17) Al menos no gasté tanto dinero en esta estafa.

18) La verdad debo admitir que esperaba algo un poco más elaborado que eso.

19) No se ve tan apetitoso como sale en la caja.

20) El “artista” que les hizo ese retrato a mis ancianos padres, decidió bloquearlos luego de estafarlos con esa “obra de arte”.

© 2019 Puro Sarcasmo
Política de privacidad y Cookies
Contacto