30 Padres que no querían ninguna mascota en casa y ahora no pueden vivir sin ellas

El sueño de todo niño (e incluso adolescente) es tener una mascota en casa. Sin embargo, cuando tocamos el tema en familia está casi asegurado el rotundo NO que recibiremos por parte de nuestro padre, quien siempre se niega al hecho de tener un animal suelto por la casa.
La excusa de las patas sucias, de quién lo va a cuidar, alimentar y bañar son siempre las cosas que dicen la mayoría de los padres antes de la llegada de ese mejor amigo de 4 patas que todos los niños quieren tener.

Y aunque al principio los miran con muchísimo recelo, no cabe duda que con el paso del tiempo ese “nunca, jamás tendremos mascotas en casa” cambia drásticamente, y sorpresivamente son los padres quienes más llegan a amar y a cuidar a nuestras mascotas.
Para los que todavía tienen dudas sobre este hecho, hemos querido recopilar las pruebas fehacientes que muestran a los padres más rudos y varoniles, completamente derretidos con sus nuevos amiguitos de 4 patas. Incluso algunos de ellos no imaginan una vida sin sus mascotas.

1) “Mi padre siempre me decía una y otra vez que no quería mascotas en casa cuando yo era un niño. Hoy lo he encontrado muy contento riendo a carcajadas mientras paseaba a mi gato por toda la casa dentro de una caja”.

2) “Anoche sorprendí a mi papá abrazando al monstruoso perro que jamás viviría bajo su techo”.

3) “Mi padre le hizo una casita con calefacción al gato silvestre que llegó a nuestra casa, luego de decir que no quería ningún animal extraño cerca de nosotros.”

4) “Ese es mi papá trabajando con el gato dormido en su hombro, luego de decirnos que no podía quedarse en casa hace 4 años”.

5) “Definitivamente no es el mismo papá que hace 5 años dijo que no quería perros en casa”.

6) “He llegado a pensar que incluso quiere más al gato que a mí, luego de decirme que no lo quería más en la casa hace unos cuantos meses atrás”.

7) “No quiero ningún perro corriendo por la casa atravesándose todo el tiempo en mi camino”.

8) “Mi papá siempre decía que no quería animales dentro de la casa. Ese es mi papá hoy en día”.

9) “Cuando era niño, mi padre siempre decía que jamás le gustaron los perros. Hoy en día Funky es su mejor amigo y sale con él a navegar”.

10) “Luego de 4 días de que llegó a mi casa y mi padre dijera que no lo quería, hoy duermen juntos la siesta”.

11) “Ésa fue la mesita de noche y la cama que mi padre le construyó a mi perro luego de insistir que no lo quería”.

12) “Mi padre comprándole una bañera especial para mi perro luego de negarse a querer tener uno”.

13) “No quiero un perro gigante corriendo por toda la casa y tumbando todo”. Mi padre hoy en día.

14) “Ese gato no se queda en mi casa” “Varios días después”.

15) “Esa es la imagen de mi padre el que odiaba a los gatos desde que yo era una niña”.

16) “Aunque mi padre no quería un perro, este pequeño cachorrito lo hizo cambiar de opinión cuando se sentó en sus piernas en el refugio. Mi padre lloró al verlo”.

17) “Luego de 7 meses y ya le hace retratos al perro, y antes decía que no lo quería en casa”.

18) “Luego de 3 años de rogarle a mi padre que me dejara tener un perro, accedió con la condición de que no se montara en la cama. Hoy están los dos así”.

19) “No quiero un gato sin pelo en mi casa” “Luego de varios meses realmente se conectaron”.

20) “No quiero a un maldito gato en casa decía, ahora lo lleva acurrucado hasta su cama”.

21) “Ese es mi perro usando mi vestido de la infancia que mi padre guardaba para su nieta”.

22) “Al principio lo odiaba, ahora me dice que se queda con él cuando yo me vaya de la casa”.

23) “Ese es mi papá luego de decirme una y otra vez que no metiera el gato dentro de la casa porque iba a romper todos los muebles”.

24) A mi esposo nunca le gustaron los gatos, y ahora se acuesta a leer las noticias con todos encima.

25) “Ese es mi esposo al que no le gustaban los gatos y me prohibía tener uno en casa.”

© 2019 Puro Sarcasmo
Política de privacidad y Cookies
Contacto