Por estas 6 razones las personas dejan de comprar ropa en los almacenes de cadena

No nos damos cuenta, pero en los últimos años las ventas de ropa en las grandes tiendas han decaído considerablemente, ya que cada vez menos personas sienten la necesidad de comprar ropa y se centran en otro tipo de artículos.

En el artículo de hoy te explicamos por qué ocurre este fenómeno y te damos algunas soluciones que puedes implementar para contrarrestarlo.

1. Producción exagerada:

Con esto nos referimos a esas tiendas que producen millones de prendas de ropa iguales y esto ocasiona que las personas solo compren las prendas si pensar en todos los demás elementos que conforman un buen outfit.

2. Demasiadas prendas de ropa:

A través de una investigación realizada por un grupo de ambientalistas, se conoció que al año son desechadas miles de prendas cuyos materiales de confección son en su mayoría de difícil descomposición, siendo perjudicial para el planeta.

3. Prendas de mala calidad:

Esto se debe a que mientras mayor cantidad de ventas, más rápida debe ser la producción para reponer las prendas que se llevan los clientes. De modo que, las textileras recurren a tela de dudosa procedencia para la confección y eso hace que la ropa se descomponga en una menor cantidad de tiempo.

4. Trabajo mal pagado:

Aunque no lo crean, las fábricas de ropa en su mayoría están ubicadas en países donde la producción es mal pagada y muchas de las estructuras se encuentran en condiciones no idóneas, de modo que las empresas no se hacen responsables por los incidentes que puedan pasar allí.

5. Tallas justas:

Las grandes empresas no se preocupan por confeccionar prendas para todas las tallas, solo seleccionan un promedio de las tallas más vendidas y eso es lo que fabrican (en general son tallas S y M), por lo cual si alguien es una talla más pequeña deberá pagar por ajustar la prenda y si es más grande, le costará más conseguir algo que se adapte a su cuerpo.

6. Prendas fuera de temporada:

Este tipo de tiendas cree que replicar los diseños de las pasarelas es suficiente para vender, y la realidad es que va mucho más allá. Como consecuencia de esta errónea toma de decisiones, puedes fácilmente entrar a una tienda con mucha ropa, pero poco poder de elección.

¿Qué puedes hacer para contrarrestar esto?


1. Conseguir una costurera que te haga las prendas de tu elección, con tu talla exacta.

2. Organizar un evento de intercambio de ropa para que así puedas conseguir prendas en buen estado sin pagar nada.

3. Comprar en tiendas de segunda mano donde muchas veces puedes encontrar ropa nueva.

4. Utilizar diseños locales, de esta forma apoyas el talento nacional y obtienes resultados mucho mejores.

© 2019 Puro Sarcasmo
Política de privacidad y Cookies
Contacto