Tener un compañero con quien quejarse juntos del trabajo es realmente bueno para la salud

A veces resulta necesario quejarse de las actividades de oficina con alguien más, esto puede representar una oportunidad ideal para el desahogo en cuanto a algún tema que disguste dentro del ambiente laboral.

Ahora bien, según la ciencia, tales quejas podrían ser excelentes para la salud mental y para mejorar la productividad. Al respecto, el Centro de Medición y Mejora del Bienestar en el Lugar de Trabajo en España, afirma que apenas 6 de cada 10 empleados están conformes con la armonía entre su vida privada y su vida laboral.

Asimismo los expertos explican, para presentar las quejas ante los jefes y mejorar algún tema en el sitio de trabajo, lo mejor es comenzar analizando lo que se desea decir y cómo expresarlo, es clave para conservar el empleo y no ser etiquetado negativamente como alguien que solo se queja, comentan que cuando la queja es bien planteada, es bien recibida.

Por otra parte, una investigadora de la Universidad de Melbourne, analizó a un equipo de profesionales del sector salud dentro de un hospital, esto en Estados Unidos y durante el lapso de un año, esto le permitió descubrir que quejarse o bromear en cuanto al trabajo puede ser excelente para mejorar el estado de ánimo, así como crear mejores relaciones laborales.

Los médicos y enfermeras cuando se quejaban entre sí, vieron que sentían lo mismo en cuanto a varias situaciones, quejarse con sus compañeros les permitió procesar parte de la energía negativa y ganaron o sintieron mayor energía positiva. En conclusión, quejarse del trabajo alivia el estrés, permite la construcción de mejores relaciones y aumenta la productividad.

Cabe destacar, los expertos explican hay varios tipos de perfiles de personas que se quejan, el primero se refiere a las personas que expresan sus problemas o disgustos alterando el clima laboral y la capacidad para concentrarse de sus demás compañeros, en consecuencia son quejosos crónicos.

Por otro lado, están las personas que se quejan a partir del yo opino, es decir, las personas que critican las cuestiones en su trabajo con frecuencia y se sienten inconformes, pero ellos se pueden reconducir, siempre y cuando se les involucre en algún proyecto que sea de su agrado y en el que sientan que forman parte de ello, esto puede contribuir a que sean empleados y trabajadores con un gran sentido de la responsabilidad y así se verán reducidas las quejas y todos los rumores de pasillo.

© 2023 Puro Sarcasmo
Política de privacidad y Cookies
Contacto