9 Tips que te ayudarán a mantener tu ropa como recién salida de la tienda por muchos años

Aunque no lo creas, es posible que logres mantener tu ropa como nueva durante mucho tiempo, con trucos y herramientas que normalmente tenemos en nuestros hogares. Desde recuperar un sombrero arrugado y dañado, hasta evitar que los botones de tus camisas se caigan o se desgasten, son algunos de los tips que te vamos a mostrar a continuación.

Con estos 9 sencillos trucos, podrás recuperar muchas de las prendas que ya dabas por perdidas, ahorrándote tiempo, esfuerzo y dinero, de la forma más sencilla, pero increíblemente efectiva.

1) Utiliza cubos de hielo en la secadora y la ropa saldrá sin ninguna arruga

Con tan solo recurrir a un par de cubitos de hielo, colocándolos mientras la secadora hace su trabajo, puedes hacer que tus prendas salgan sin arrugas. Esto se debe a que el hielo se derretirá, y pasará a convertirse en vapor, cuando lo coloques unos 15 minutos durante el ciclo medio. Al finalizar el secado, obtendrás ropas sin ningún tipo de arrugas.

2) Elimina las bolitas de pelusa de los suéteres con una afeitadora

Estas pequeñas motas de algodón que se adhieren a las prendas de lana luego de lavarlas, pasarán a la historia tan solo utilizando una afeitadora y un poco de cinta adhesiva. Luego de lavar la prenda, afeita las partes que veas con las molestas bolitas de pelusa, y posteriormente recógelas utilizando la cinta adhesiva.

3) Devuélvele la forma original a un sombrero arrugado usando vapor

Para este truco solo necesitas llenar con agua una pequeña olla, y colocarla al fuego. Cuando el agua empiece a hervir, comenzará a soltar vapor, por lo que debes colocar tu sombrero dañado, para que el vapor haga su trabajo, pues hará que las arrugas poco a poco vayan desapareciendo, hasta llegar a su forma original.

4) Devuélvele el color a tus prendas utilizando sal

Luego de colocar toda la ropa en la lavadora, y le hayas añadido el detergente, procede a agregarle media taza de sal de mesa (150 gramos) al tambor, y comienza a lavar todo en su ciclo normal. La sal no solo te ayudará a restaurar la ropa descolorida, sino que también evita que la ropa recién comprada pierda su color original.
También puedes utilizar sal ultra fina que funciona a la perfección. Evita recurrir a la sal marina gruesa, ya que ésta no se disuelve por completo, y podría causar un efecto no deseado.

5) Antes de meterlas a la lavadora, abotona las camisas de vestir

Si, tomará algo de tiempo, pero valdrá la pena. Pues con este simple truco, evitarás que los botones puedan engancharse en otras prendas, haciendo que se aflojen o se salgan. También hazlo con los cierres de los pantalones para que no se desgasten.

6) Evita que los botones se caiga usando hilo dental

Puedes reforzar la costura de tus botones utilizando hilo dental. Con esto, harás que los botones de las camisas no se aflojen o se desgasten rápidamente.

7) Para el mal olor de tus zapatos, la respuesta es bicarbonato de sodio

Para que esto tan desagradable no te suceda, debes colocar una cucharada de bicarbonato de sodio en cada zapato, y esparcirlo de manera que cubra toda la suela interna de ambos calzados. Esto elimina por completo cualquier mal olor que puedan tener.

8) Para los cuellos rebeldes de algunas camisas, recurre a la plancha de cabello

Muchas veces nos pasa que, luego de planchar muy bien la camisa, el cuello vuelve a arrugarse cuando la vamos a usar. Para eso, recurre a la plancha de cabello, y en un santiamén verás solucionado tu problema.
Este truco también es muy útil cuando no tenemos mucho tiempo de planchar sobre la mesa. Por supuesto, siempre cuidando de no quemar la tela.

9) El champú de bebé puede ayudar a desencoger la ropa

Con solo dos cucharadas de champú o acondicionador de bebés, puedes solucionar uno de los problemas más comunes de la ropa. Coloca tus prendas dentro de un tazón grande o en el fregadero, y añade las dos cucharadas del producto para bebé.
Deja en remojo las prendas durante una media hora aproximadamente. Luego de eso, coloca tu ropa sobre una toalla y las enrollas hasta que se humedezca. Finalmente, procede a tenderla una vez haya recuperado su tamaño original.

Créditos: Genial.guru

© 2019 Puro Sarcasmo
Política de privacidad y Cookies
Contacto