Su vestido de novia fue tan costoso que decidió usarlo todos los días

Cuando decidimos unir nuestras vidas a la persona que amamos en una ceremonia, queremos que ese día sea el más especial y junto a él, todos los detalles que lo conforman. Uno de esos importantes detalles, es el vestido de novia, y es que seamos sinceros… ¿qué chica no quiere lucir perfecta en ese día especial?

Sin embargo, normalmente el vestido de novia suele ser una gran inversión y ese fue el dilema en el que se vio inmersa Tammy Hall, para su boda con Karen Frost.

Tammy y Karen comparten desde hace años una relación con un estilo de vida que está en pro de la naturaleza, y en contra de la pobreza mundial y después de un viaje realizado a La India, Tammy prometió a sí misma no gastar más dinero en prendas de vestir durante un año.

Pero Tammy no contaba con que iba a casarse, y su vestido soñado costaba nada más y nada menos que ¡212 mil dólares! Por esta razón, la joven se vio en un gran conflicto entre sus deseos y sus convicciones. Sin embargo, sus deseos ganaron la batalla y la chica decidió comprar el vestido ya que ese sería el día más especial de su vida y quería conservar los mejores recuerdos posibles.

Pese a lo que todos podamos creer, Tammy en realidad sacó el mejor provecho posible a este vestido ya que aparte de utilizarlo para su boda, ahora se ha convertido en un vestido multiusos que lleva puesto casi en cualquier ocasión.

Para ir de pesca, de paseo, para transitar por el metro e incluso para librar una batalla con el señor oscuro, sin duda alguna Tammy nunca dejará de coleccionar recuerdo con su hermoso traje de novia.

© 2019 Puro Sarcasmo
Política de privacidad y Cookies
Contacto